LA AUSENCIA Y LA POCA VERGÜENZA

Dan vergüenza, el abusivo aumento de precios constituye una estafa sistemática donde los consumidores somos víctimas. Las autoridades municipales han incurrido en ese propósito, la ausencia de respuestas a este abuso, demuestra que Raúl Figueroa es parte de este sistema perverso y cómplice del saqueo en la que han incurrido algunos comerciantes. Figueroa, hace más de 4 años que tomó la decisión de desintegrar la oficina de Defensa al Consumidor (DC). Varios casos de consumidores afectados por medidas abusivas de comerciantes llegaron a esa oficina, algunos no progresaron y otros si; con la ayuda del defensor, varios inescrupulosos no tuvieron más remedio que cruzar el umbral del Tribunal de Faltas para pagar su abuso desmedido. Raúl Figueroa, facturó muy bien esa decisión de borrar del organigrama del municipio la oficina que defendía al consumidor, los comerciantes agradecidos tomaron nota de ello las campañas políticas permiten saldar parte de esos favores. Uno de los creadores de la oficina de defensa al consumidor fue el Dr David Heredia, quien a pocos meses de asumir cometió el error de contradecir al inquilino del palacio 9 de Marzo, vaya que error, sin darle tregua los persiguió, de viejo compañero de la política y colaborador se convirtió en su acérrimo enemigo, no descansó hasta eyectarlo del municipio y consumo sin ningún tipo de escrúpulos un capricho personal, total, el juicio laboral lo pagan los contribuyentes. No pasó mucho tiempo, nombró al frente de ésa oficina de defensa a un viejo militante de la juventud radical de esos tiempos, una contradicción, una sola, a esa maniática forma de ejercer el poder, lo envió sin pasaje de vuelta,directo al archipiélago de Gulag. El tercer candidato, ya tenía nombre y apellido además perfume de mujer, siempre uno del entorno; un familiar o un amigo favorecidos en ese emprendimiento productivo familiar llamado municipalidad. Figueroa siempre fue tosco, ahora tosco con poder, no respeta normas menos el estatuto. En cualquier municipio serio, se respeta el estatuto del empleado municipal, tener antecedentes (no penales),y méritos para acceder a un cargo, claro en municipios serios, en nuestra pequeña aldea todo se hace a conveniencia del “mandamás” de turno, hacen de la trampa y fulería un modo naturalizado de vida. La oficina de Defensa al Consumidor tenía los días contados, duro lo que dura un suspiro, se hizo trizas en medio de un pequeño escándalo tapado en medio de cuatro paredes. Un joven trabajador informal. atrapado en la indigencia, se presentó a la famosa oficina, al borde del llanto y con la impotencia en la garganta, contó que en su extrema necesidad acudió a una financiera dónde pidió un préstamo de $10000.En la financiera según su relato le hicieron firmar tres hojas de papel, en su necesidad y su ignorancia no prestó atención a la letra chica del escrito, su emoción fue enorme al recibir $3000, su alegría de contar con ese dinero poco le duró, a los días recibió la escalofriante noticia de ser deudor de $ 25,000. En su limitada capacidad ,no podía entender como un préstamo solicitado de $10000 podía transformarse de la noche a la mañana en 25,000, con el agravante de no haber recibido los 7000 restantes que le prometieron. En ese preciso momento recordó que nada se pierde y todo se transforma en los vericuetos de la usura.El caso llegó a la oficina de defensa del consumidor. El caso se encontró con un juez que también era parte. El caso género conflicto de intereses. El caso no progreso. El caso se llevó puesto a la oficina de Defensa al Consumidor. Nadie se ocupó más del caso. El caso se hizo invisible y se pulverizó. El caso tuvo un defensor que se convirtió en detractor. Del caso nunca más se habló. El Intendente Figueroa como un auténtico Guido Süller del caso nunca hablo y el caso se terminó.Ayer, el intendente Figueroa, con un agente de cuarta línea del Ministerio de Industria de la provincia firmó un convenio para llevar adelante un control de precios en los comercios de nuestra ciudad, en su proceder ocioso no se enteró que cinco supermercados fueron notificados por haber incurrido en la estafa de remarcar precios . Que haya firmado no significa que se vea obligado, seguramente ese convenio dormirá en su despacho. Cuál sería la razón para aplicar dicho convenio? , él fue el mismo que desguazó sin pudor la oficina de Defensa al Consumidor. En su visión defectuosa de ver las cosas, ese convenio tiene un valor de nada. Muchos de los intendentes de localidades cercanas, se pusieron del lado del consumidor, saben que en sus localidades hay comerciantes inescrupulosos que hacen dinero con la pandemia. El intendente Alejandro Allende, de San José de la dormida, la de Quilino Mabel Godoy trabajan a la par de todos los integrantes de sus Comités de Crisis, son funcionarios de fuerte presencia. Se los ve, se los escucha, están en el lugar, están con su gente, no saben del fin de semana, no hay horario. La oficina de defensa del consumidor tiene una misión importante, ejecuta acciones aplica controles usa políticas para defender al consumidor tiene sustento jurídico están amparadas por la ley 24240 y la 26993. El abastecimiento por ahora está garantizado, pero quién controla el abuso de precios que se dan día a día?. Con un intendente ausente y sin una oficina de defensa al consumidor estamos entregados, no hay que preocuparse, hay que ocuparse, por eso algunas autoridades se convierten en cómplices de comerciantes inescrupulosos. El ciudadano de a pie sabe, que en estos momentos esta problemática relacionada con los precios debe ser una cuestión prioritaria y nuestro intendente no se mueve. Las medidas tomadas por el gobierno nacional hablan qué se debe incrementar la producción al máximo, ampliar la capacidad para satisfacer la demanda y asegurar el acceso de todas y de todos los ciudadanos a los productos, no dice “ incrementar” los precios al máximo, cómo lo entendió Tito Figueroa.

Publicidad